Requisitos para aumento de potencia electrica

Crecimiento de la demanda de electricidad

Las energías renovables ya cubren alrededor del 40% de nuestro consumo de electricidad. Sin embargo, cuanto mayor es la proporción de nuestro suministro de electricidad que procede de fuentes de energía dependientes de las condiciones meteorológicas, como el viento y el sol, mayores son las fluctuaciones de las cantidades inyectadas en la red. El mercado de la electricidad hace frente a este reto: es capaz de garantizar un suministro de electricidad seguro, de bajo coste y compatible con el medio ambiente cuando una gran proporción de la energía procede de fuentes de energía renovables.
¿Qué hace un mercado de la electricidad? Esta pregunta puede responderse de la siguiente manera: por un lado, el mercado de la electricidad debe garantizar que la generación y el consumo permanezcan constantemente sincronizados y, por otro lado, debe prever una capacidad suficiente incluso en los momentos de picos de demanda. En otras palabras: debe garantizar la seguridad del suministro. Gracias a las normas de competencia establecidas por el gobierno, los clientes privados y comerciales pueden elegir su proveedor de electricidad de entre un amplio grupo. La competencia garantiza la eficiencia y la rentabilidad de los servicios de suministro.

Consumo de energía de los vehículos eléctricos

Las tres principales categorías de energía para la generación de electricidad son los combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo), la energía nuclear y las fuentes de energía renovables. La mayor parte de la electricidad se genera con turbinas de vapor que utilizan combustibles fósiles, energía nuclear, biomasa, geotérmica y solar térmica. Otras tecnologías importantes de generación de electricidad son las turbinas de gas, las turbinas hidráulicas, las turbinas eólicas y la energía solar fotovoltaica.
El carbón fue la tercera fuente de energía más importante para la generación de electricidad en Estados Unidos en 2020, alrededor del 19%. Casi todas las centrales eléctricas de carbón utilizan turbinas de vapor. Unas pocas centrales de carbón convierten el carbón en gas para utilizarlo en una turbina de gas para generar electricidad.
El petróleo fue la fuente de menos del 1% de la generación de electricidad en Estados Unidos en 2020. El fuel-oil residual y el coque de petróleo se utilizan en las turbinas de vapor. El fuel-oil destilado se utiliza en los generadores de motores diesel. El fuel residual y los destilados también pueden quemarse en las turbinas de gas.
Las centrales hidroeléctricas produjeron alrededor del 7,3% del total de la generación de electricidad en Estados Unidos y alrededor del 37% de la generación de electricidad a partir de energías renovables en 2020.1 Las centrales hidroeléctricas utilizan agua corriente para hacer girar una turbina conectada a un generador.

->   Un contador de luz para dos viviendas

Efecto de los vehículos eléctricos en la red eléctrica

La electricidad está en el centro de las economías modernas y proporciona una parte creciente de los servicios energéticos. La demanda de electricidad se incrementará aún más como resultado del aumento de los ingresos de los hogares, con la electrificación del transporte y la calefacción, y la creciente demanda de dispositivos digitales conectados y aire acondicionado.El aumento de la demanda de electricidad fue una de las razones clave por las que las emisiones mundiales de CO2 del sector eléctrico alcanzaron un récord en 2018, sin embargo, la disponibilidad comercial de un conjunto diverso de tecnologías de generación de bajas emisiones también pone a la electricidad a la vanguardia de los esfuerzos para combatir el cambio climático y la contaminación. La electricidad descarbonizada, además, podría proporcionar una plataforma para reducir las emisiones de CO2 en otros sectores a través de combustibles basados en la electricidad, como el hidrógeno o los combustibles líquidos sintéticos. Las energías renovables también tienen un papel importante que desempeñar en el acceso a la electricidad para todos.
En el Escenario de Políticas Establecidas, la demanda mundial de electricidad crece al 2,1% anual hasta 2040, el doble que la demanda de energía primaria. Esto eleva la cuota de la electricidad en el consumo total de energía final del 19% en 2018 al 24% en 2040. El crecimiento de la demanda de electricidad será especialmente fuerte en las economías en desarrollo. Las políticas gubernamentales, las condiciones del mercado y las tecnologías disponibles marcan colectivamente el camino para que el suministro de electricidad se oriente hacia fuentes de baja emisión de carbono, con un aumento de su cuota del 36% actual al 52% en 2040 en el Escenario de Políticas Establecidas.En el Escenario de Desarrollo Sostenible la electricidad desempeña un papel aún mayor, alcanzando el 31% del consumo final de energía. En el Escenario de Desarrollo Sostenible, la electricidad es una de las pocas fuentes de energía que ve crecer su consumo en 2040 -principalmente debido a los vehículos eléctricos-, junto con el uso directo de las energías renovables y el hidrógeno. La cuota de la electricidad en el consumo final, menos de la mitad que la del petróleo en la actualidad, supera al petróleo en 2040. La aceleración de las energías renovables, la energía nuclear y las tecnologías de captura de carbono descarbonizan rápidamente el suministro de electricidad, compensando el fuerte declive de la generación de energía con carbón y reduciendo las emisiones de CO2 del sector eléctrico en tres cuartas partes para 2040.

->   Factura luz gas natural fenosa

De dónde saldrá la electricidad para los coches eléctricos

La Agencia Internacional de la Energía señala que el desarrollo y el despliegue de las tecnologías de energías renovables dependerán en gran medida de las políticas gubernamentales y del apoyo financiero para que las energías renovables sean competitivas en cuanto a costes.
En el sector del transporte, los combustibles renovables, como el etanol y el biodiésel, han aumentado considerablemente durante la última década. Se prevé que el E85 (combustible para el transporte a base de etanol) sea el tipo de energía renovable de más rápido crecimiento, con una tasa media anual del 9,7% en los próximos 30 años, aunque parte de una base muy baja.
Entre los factores que afectan al despliegue de las energías renovables se encuentran las condiciones del mercado (por ejemplo, el coste, la diversidad, la proximidad a la demanda o a la transmisión, y la disponibilidad de recursos), las decisiones políticas (por ejemplo, los créditos fiscales, las tarifas de alimentación y las normas de la cartera de renovables), así como la normativa específica. Casi todos los países tenían objetivos de política de energía renovable a finales de 2018.
Las empresas con objetivos de sostenibilidad también están impulsando el desarrollo de las energías renovables mediante la construcción de sus propias instalaciones (por ejemplo, techos solares y parques eólicos), la adquisición de electricidad renovable a través de acuerdos de compra de energía y la compra de certificados de energía renovable (REC).

->   Cuanto tardan en dar de alta la luz endesa