Tipos de bombas hidraulicas y sus aplicaciones

Tipos de bombas hidraulicas y sus aplicaciones

bomba de pistones axiales

Los sistemas hidráulicos se utilizan en una amplia gama de aplicaciones para realizar todo tipo de trabajos laboriosos que, de otro modo, serían difíciles de hacer manualmente. Los sistemas hidráulicos pueden encontrarse en equipos de construcción pesada, equipos de fabricación, equipos agrícolas, equipos aeroespaciales, equipos sanitarios, ¡y mucho más!
Los sistemas hidráulicos forman parte de la vida cotidiana de todo el mundo de un modo u otro. Los sistemas hidráulicos utilizan bombas y motores hidráulicos para empujar el aceite hidráulico a través del sistema para crear energía hidráulica a través de la potencia del fluido. Una vez que esta energía fluida llega a los cilindros del sistema, se convierte en energía mecánica para realizar las operaciones deseadas, como subir y bajar una grúa.
Esta lista es sólo una pequeña muestra de los diferentes tipos de dispositivos, componentes y equipos que utilizan sistemas hidráulicos de alguna manera para proporcionar asistencia y realizar las tareas deseadas, como la dirección o la elevación. Los sistemas hidráulicos se utilizan incluso en las transmisiones hidrostáticas y en los grupos de potencia.
Las bombas hidráulicas son esenciales para que los sistemas hidráulicos funcionen correctamente. Las bombas son responsables de empujar y mover el fluido hidráulico a través del sistema. Este movimiento es el que convierte la energía mecánica y el movimiento en potencia del fluido.

bomba de pistones radiales

Hay varias categorías diferentes de bombas hidráulicas, cada una con sus propias capacidades y limitaciones. Intentar decidir qué tipo de bomba se necesita para una aplicación del sistema hidráulico puede ser un reto, pero un conocimiento básico de los tipos más comunes de bombas hidráulicas es un buen comienzo.
El objetivo de una bomba hidráulica es mover el fluido hidráulico a través de un sistema hidráulico, actuando como el corazón del sistema. Hay dos cosas que todas las bombas hidráulicas tienen en común: (1) proporcionan flujo hidráulico a otros componentes (por ejemplo, arietes, motores hidráulicos, cilindros) dentro de un sistema hidráulico, y (2) producen flujo que a su vez genera presión cuando hay una resistencia al flujo. Además, la mayoría de las bombas hidráulicas son accionadas por motor e incluyen una válvula de alivio de presión como tipo de protección contra la sobrepresión. Los tres tipos más comunes de bombas hidráulicas que se utilizan actualmente son las de engranajes, las de pistones y las de paletas.
En una bomba de engranajes, el fluido hidráulico queda atrapado entre el cuerpo de la bomba y las áreas entre los dientes de los dos engranajes de la bomba. El eje de transmisión se utiliza para accionar un engranaje mientras el otro permanece inactivo hasta que se engrana con el engranaje motriz. Estas bombas son lo que se conoce como de desplazamiento fijo o de desplazamiento positivo porque cada rotación del eje desplaza la misma cantidad de fluido hidráulico a la misma presión. Existen dos tipos básicos de bombas de engranajes, las externas y las internas, de las que hablaremos a continuación.

bomba rotativa de paletas

Las bombas hidráulicas son fuentes de energía para muchas máquinas dinámicas. Las bombas hidráulicas son capaces de impulsar grandes cantidades de aceite a través de cilindros hidráulicos o motores hidráulicos. De este modo, la bomba convierte la energía mecánica del accionamiento (es decir, el par, la velocidad) en energía hidrostática (es decir, el caudal, la presión). Las máquinas hidráulicas, equipadas con una bomba, se pueden utilizar para realizar diferentes tipos de trabajos, como elevar, bajar, abrir, cerrar o girar componentes.
Las bombas hidráulicas funcionan según el principio de desplazamiento. Esto implica la existencia de cámaras selladas mecánicamente en la bomba. A través de estas cámaras, el fluido es transportado desde la entrada (puerto de succión) de la bomba hasta la salida (puerto de presión). Las cámaras selladas garantizan que no haya una conexión directa entre los dos puertos de la bomba. Como resultado, estas bombas son muy adecuadas para funcionar a altas presiones del sistema y son ideales para la hidráulica.
Las bombas hidráulicas se fabrican en función de los distintos requisitos funcionales y del sistema hidráulico, como el medio de funcionamiento, el rango de presión necesario, el tipo de accionamiento, etc. Existe una gran variedad de principios de diseño y configuraciones detrás de las bombas hidráulicas. Por lo tanto, no todas las bombas pueden satisfacer de forma óptima todos los conjuntos de requisitos. Existen tres tipos diferentes de bombas hidráulicas: bombas de engranajes, bombas de pistones y bombas de paletas.

tipos de bombas

La hidráulica es una forma flexible y eficaz de transferencia de energía. Con la introducción de la maquinaria moderna, la necesidad de accionarla ha impulsado las innovaciones en materia de energía hidráulica; la tecnología de las bombas hidráulicas suele elegirse por su eficacia y sus diseños sencillos.
¿Cómo funciona una bomba hidráulica? Puede describirse como un dispositivo que convierte un movimiento rotatorio o lineal en energía hidráulica. El fluido al salir de la bomba tendrá una mayor velocidad y presión que a la entrada. Hay que tener en cuenta que la bomba no produce presión, sólo produce caudal, tiene la capacidad de hacerlo a presiones elevadas.
Las bombas hidráulicas se utilizan en una amplia gama de campos de la ingeniería y están disponibles en una variedad de diseños. Cada tipo tiene un mecanismo interno diferente basado en los mismos principios fundamentales. Presentemos, pues, algunos de los tipos más comunes.
Probablemente sean los más sencillos y los más utilizados hoy en día, son de fácil mantenimiento y económicos. Existen dos tipos básicos, la de engranajes internos y la de engranajes externos, ambas del grupo de bombas de desplazamiento positivo o fijo. Las bombas de engranajes externos utilizan dos engranajes externos que engranan y empujan el aceite alrededor del exterior del engranaje. Las presiones de hasta 250 bares son habituales, pero los diseños de hierro fundido las aumentan hasta 320 bares. Los engranajes rectos y los engranajes rectos helicoidales ofrecen un rendimiento más silencioso.