Energia de una onda

Aprovechamiento de la energía de las olas: la función de la turbina de pozos

No es difícil imaginar cómo es la energía eólica: a estas alturas todos hemos visto las altísimas turbinas que salpican el paisaje. Lo mismo ocurre con la energía solar y los paneles que se extienden por los tejados de todo el mundo. Pero hay otra forma de energía renovable, disponible en grandes cantidades, que no nos llama la atención en absoluto: ¿Cómo es la tecnología de la energía de las olas?
La energía eólica y la solar han despegado en la última década o dos, ya que los costes han bajado rápidamente y las amenazas del cambio climático han puesto de manifiesto la necesidad de abandonar los combustibles fósiles. Mientras tanto, numerosos estudios han llegado a la conclusión de que la energía de las olas -y, en menor medida, la de las mareas- podría contribuir en gran medida al panorama energético general. Pero, aunque el sector ha avanzado a duras penas, los expertos coinciden en que lleva décadas de retraso con respecto a otras formas de energía renovable, y en que se necesitan grandes cantidades de dinero e investigación para empezar a ponerse al día.
En la actualidad no existe ninguna operación de energía de las olas a escala comercial, aunque una instalación a pequeña escala funcionó frente a la costa de Portugal en 2008 y 2009.  En febrero, el gigante estadounidense Lockheed Martin anunció una empresa conjunta para crear el mayor proyecto de energía de las olas del mundo, una instalación de 62,5 megavatios prevista para la costa de Australia que produciría energía suficiente para 10.000 hogares. Escocia, rodeada por las aguas bravas del Atlántico y el Mar del Norte, se ha convertido en un hervidero de investigación y desarrollo de la energía de las olas, y el año pasado el gobierno aprobó una instalación de 40 megavatios de energía de las olas en las islas Shetland.

Energía de las olas: cómo funciona

Los solicitantes deben describir cómo se incorporarán al proyecto los objetivos de diversidad, equidad e inclusión. En concreto, los solicitantes deben presentar un Plan de Diversidad, Equidad e Inclusión que describa las medidas que tomará el solicitante para fomentar un entorno acogedor e inclusivo, apoyar a las personas de grupos subrepresentados en STEM, avanzar en la equidad y fomentar la inclusión de personas de estos grupos en el proyecto; e indicar en qué medida las actividades del proyecto se ubicarán en comunidades desatendidas o las beneficiarán.

¿por qué no podemos obtener energía de las olas?

Convertidor de energía de las olas Pelamis en el Centro Europeo de Energía Marina (EMEC), en 2008Azura en el Sitio de Pruebas de Energía de las Olas (WETS) de la Armada de EE.UU. en OahuEl convertidor de energía de las olas (WEC) AMOG, en funcionamiento frente al suroeste de Inglaterra (2019)El convertidor mWave de Bombora Wave Power
La energía de las olas es la captura de la energía de las olas del viento para realizar un trabajo útil, por ejemplo, la generación de electricidad, la desalinización de agua o el bombeo de agua. Una máquina que aprovecha la energía de las olas es un convertidor de energía de las olas (CME).
La energía de las olas es distinta de la energía de las mareas, que capta la energía de la corriente causada por la atracción gravitatoria del Sol y la Luna. Las olas y las mareas también son distintas de las corrientes oceánicas, que son causadas por otras fuerzas, como las olas que rompen, el viento, el efecto Coriolis, el caballeo y las diferencias de temperatura y salinidad.
La generación de energía a partir de las olas no es una tecnología comercial ampliamente utilizada en comparación con otras fuentes de energía renovables establecidas, como la energía eólica, la hidroeléctrica y la solar. Sin embargo, ha habido intentos de utilizar esta fuente de energía desde al menos 1890[1] debido principalmente a su alta densidad de potencia. A modo de comparación, la densidad de potencia de los paneles fotovoltaicos es de 1 kW/m2 en el momento de máxima insolación solar, y la densidad de potencia del viento es de 1 kW/m2 a 12 m/s; la densidad de potencia media anual de las olas en, por ejemplo, la costa de San Francisco es de 25 kW/m2[2].

Resultados rompedores en la energía de las olas, orcadas 2018

La energía eólica marina es un recurso energético nacional abundante que se encuentra cerca de los principales centros de carga costeros. Ofrece una alternativa eficaz a la transmisión a larga distancia o al desarrollo de la generación de electricidad en estas regiones con limitaciones de terreno.
Todas las turbinas eólicas funcionan de la misma manera. Cuando el viento sopla, fluye sobre las palas en forma de ala de los aerogeneradores, haciendo que las palas de la turbina giren. Las palas están conectadas a un eje de transmisión que hace girar un generador eléctrico para producir electricidad. Los aerogeneradores más recientes son tecnológicamente avanzados e incluyen innovaciones mecánicas y de ingeniería para ayudar a maximizar la eficiencia y aumentar la producción de electricidad. Para obtener más información sobre la tecnología de los aerogeneradores, consulte «Conceptos básicos de la energía eólica: cómo funcionan los aerogeneradores» del NREL.
Los vientos de alta mar tienden a soplar más fuerte y uniformemente que en tierra. Dado que una mayor velocidad del viento puede producir mucha más energía/electricidad, los promotores están cada vez más interesados en buscar recursos de energía eólica en alta mar. El Departamento de Energía de EE.UU. (DOE) ofrece una serie de mapas con datos sobre la velocidad media del viento a través de su página de Evaluación y Caracterización de Recursos y a través de MapSearch del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL).