Desventajas de la energia biomasa

energía geotérmica

A lo largo de los años, la biomasa se ha convertido en una fuente de energía alternativa muy popular y con mucho potencial para ser una fuente fiable y constante de energía renovable que satisfaga nuestras crecientes necesidades. Del 45% de fuente de energía renovable del que gozará el Reino Unido en 2020, la energía de la biomasa aporta alrededor del 12%. Eso la convierte en el segundo mayor contribuyente después de la eólica, con docenas de centrales de biomasa en todo el país. Sin embargo, al igual que cualquier recurso energético, la biomasa tiene sus pros y sus contras. Analizamos la definición de energía de biomasa, así como las ventajas y desventajas de la energía de biomasa y las predicciones de los expertos para el futuro. ¿Podrá la biomasa superar las continuas dudas sobre su capacidad para cubrir el déficit energético, o podría ser la solución a largo plazo con más inversión?
¿Qué es la biomasa? La definición de biomasa es simplemente «materia orgánica». Eso significa que procede de cualquier cosa que esté viva o haya estado viva, incluidos los residuos animales, los residuos de las cosechas, los residuos del jardín, etc. Lo mejor de la biomasa es que es renovable, con un suministro casi infinito. Y lo mejor es que podemos convertirla en calor de biomasa. Energía de la biomasa

pros y contras de la energía de la biomasa

Ninguna fuente de energía es perfecta, incluida la biomasa. Aunque es renovable, la generación de electricidad mediante plantas de energía de biomasa tiene tanto ventajas como inconvenientes. En este artículo, repasaremos algunas de las ventajas y desventajas del uso de la biomasa para la generación de electricidad.Principales pros y contras de la biomasa
En cuanto a los pros, la bioenergía es un tipo de energía renovable ampliamente disponible y fiable. El aprovechamiento de la biomasa para generar electricidad también puede ayudarnos a reducir los residuos. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos contras: en comparación con otras fuentes de electricidad, la biomasa puede ser cara de recoger, transportar y almacenar. Además, la construcción de plantas de energía de biomasa para la producción de electricidad a gran escala puede requerir una buena cantidad de espacio de tierra. También hay una serie de inconvenientes medioambientales de la biomasa que pueden variar en función del tipo de combustible utilizado y de su recolección.
La biomasa es un recurso renovableLa biomasa es un recurso abundante: la materia orgánica nos rodea, desde los bosques y las tierras de cultivo hasta los residuos y los vertederos. Toda la biomasa obtiene su energía originalmente del sol: gracias a la fotosíntesis, los recursos de la biomasa vuelven a crecer en un periodo de tiempo relativamente corto en comparación con los recursos de los combustibles fósiles, que tardan cientos de millones de años en reponerse. Por tanto, no nos quedaremos sin biomasa para producir energía.

biomasa

La biomasa es la materia orgánica que proviene de las plantas y los animales. Los residuos orgánicos, como la madera, los residuos de las cosechas, los residuos animales, los residuos alimentarios, los residuos de jardín y los residuos de madera, pueden utilizarse como fuentes de energía de biomasa.
Cuando la biomasa se quema directamente, se utiliza para crear vapor, que hace girar una turbina para crear electricidad. En este artículo, nos centraremos sobre todo en la energía de la biomasa que crea electricidad, no en los biocombustibles.
Cuando no sopla el viento, las turbinas no crean energía eólica. Esto significa que no se puede confiar en el viento para producir electricidad cuando se necesita. A no ser, por supuesto, que la turbina eólica esté emparejada con el almacenamiento en baterías.
Una de las mayores ventajas de la energía de la biomasa es que ésta es abundante. Cada día se produce una cantidad creciente de materia orgánica; se puede encontrar biomasa en casi todo el planeta. Esto significa que la biomasa no tendrá el problema de la disponibilidad limitada, como los combustibles fósiles.
Sin embargo, la biomasa debe gestionarse de forma responsable para mantener su abundante suministro bien abastecido. Si utilizamos en exceso la biomasa disponible, podríamos tener problemas de disponibilidad mientras esperamos a que se reponga el suministro.

retroalimentación

La energía es lo que impulsa todos los procesos humanos y no humanos. La menor de las actividades sociales, como dormir, implica el consumo de, y el menor de los métodos no humanos, como el encendido de una bombilla eléctrica, requiere energía. En pocas palabras, no hay nada que se haga en la existencia humana sin algún tipo de consumo de energía.
La energía existe en diferentes formas, y según la ley de la termodinámica, la energía nunca se pierde ni se conserva, siempre se convierte de una forma a otra. Por ejemplo, en los alimentos que comemos hay una forma de energía llamada energía química. Durante la digestión, esta energía química se libera, pero no se pierde.
Al contrario, se convierte en otro tipo llamado energía cinética que nos permite realizar la mayoría de nuestras actividades físicas. Otras formas de energía son la mecánica, la eléctrica, la luminosa, la térmica, la nuclear, etc.
La energía se genera a partir de muchas fuentes que se han clasificado en fuentes renovables y fuentes no renovables. Las fuentes de energía renovables son aquellas cuyos depósitos de energía pueden reponerse después de algún tiempo cada vez que se utilizan, mientras que las fuentes de energía no renovables se hacen como fuentes de energía una vez que se utilizan sus depósitos de energía.